Contacta | aviso legal | política de privacidad   facebook  twitter  linkedin
INTERNACIONALIZACIÓN DE PYMES      INSTITUCIONES ESPAÑOLAS      INSTITUCIONES EXTRANJERAS      Englishes
Quienes somos    Áreas de negocio    Consultores    Política de gestión de calidad y medio ambiente    Noticias    Blog   
Globoempresa SL - asistencia técnica Más de veinte años en el diseño de procesos de internacionalización

     
  blank
boton

Friday, November 30, 2012

El primer paso para la internacionalización

Rara es la semana en la que conversando con dos o tres pequeños y medianos empresarios andaluces nos cuentan que llevan un año viajando a Latinoamérica intentando vender sus productos y/o servicios.

  facebook  twitter

Nos llama la atención que, en la mayoría de ocasiones, apenas son conscientes del dinero y esfuerzo que llevan consumidos en intentar internacionalizar sus empresas de una forma desordenada.

El instinto del empresario le lleva a perseguir oportunidades de negocio donde y cuando estas aparezcan, hasta el punto que una de las expresiones más utilizadas es la de “voy a ir a ver que se cuece en Brasil (o el país de su interés)”. Cuando ya han realizado varias misiones prospectivas y empiezan a ser conscientes de que algo no funciona, entonces reflexionan sobre como es necesario ordenar su proceso de internacionalización.

Desde Globoempresa, queremos aportar nuestro conocimiento con el objetivo de generar la confianza necesaria para que nuestras empresas decidan explorar otros mercados que ofrezcan mejores oportunidades. Comenzamos con una de las primeras fases del proceso de internacionalización, el diagnóstico de situación de nuestra empresa.

A grandes rasgos, se trata de plantear un análisis serio y riguroso sobre la empresa y su entorno (a nivel macro y micro) con la finalidad de dilucidar las posibilidades reales de abordar con éxito un proceso de salida al exterior.

En el momento en que una empresa toma la decisión de internacionalizar su producto y/o servicio, uno de los primeros pasos consiste en reflexionar sobre la situación de la propia empresa. ¿En qué punto estamos? De esta reflexión saldrán a su vez varias cuestiones, entre otras, las siguientes: el porqué de la internacionalización, las capacidades de la empresa, su situación económica y financiera, la pericia de sus recursos humanos o las oportunidades de negocio en otros mercados.

Sirva como ejemplo la persona que va a afrontar una dura prueba que exigirá un notable desgaste físico. El proceso normal sería acudir a especialistas que valoren su estado de forma y salud actual. Fruto de esa información, es posible, entre otras opciones, que se necesiten varias semanas o meses de entrenamiento previo para afrontar con garantías suficientes el reto que se avecina minimizando los riesgos de sufrir lesiones y maximizando sus posibilidades de éxito.

El caso de las empresas es muy parecido. Afrontar un análisis riguroso del negocio que contemple todas sus áreas sensibles marca la diferencia entre el éxito y el fracaso y, en cualquier caso, permite detectar las debilidades con suficiente antelación para corregirlas y optimizar el uso de recursos (humanos, técnicos y monetarios) que, de otra forma, serían malgastados.

En base a nuestra experiencia, podemos afirmar que una empresa que ha optado por realizar un ejercicio de autoanálisis, afronta el proceso de internacionalización con más probabilidades de conseguir su objetivo que una que no lo realiza. De hecho, en algunos casos, como consecuencia de este proceso de diagnóstico hemos prevenido sobre los inconvenientes que pueden presentarse si se decide apostar por un determinado mercado en detrimento de otro o, simplemente, los riesgos que supone salir al exterior sin disponer de las herramientas adecuadas (plan de internacionalización, web, idiomas, oferta exportable, mercados prioritarios, etc.). En ambos casos, la detección previa de estos factores supone un ahorro de miles de euros.

Por todo lo anterior, desde Globoempresa creemos que un buen Diagnóstico de Situación es el primer paso serio para afrontar la internacionalización.

De cómo continua esta aventura haremos referencia en próximos post.