Contacta | aviso legal | política de privacidad   facebook  twitter  linkedin
INTERNACIONALIZACIÓN DE PYMES      INSTITUCIONES ESPAÑOLAS      INSTITUCIONES EXTRANJERAS      Englishes
Quienes somos    Áreas de negocio    Consultores    Política de gestión de calidad y medio ambiente    Noticias    Blog   
Globoempresa SL - asistencia técnica Más de veinte años en el diseño de procesos de internacionalización

     
  blank
boton

Thursday, March 07, 2013

El efecto de la burbuja: La Internacionalización del Sector de la Construcción y afines (I)

Esto podía pasar, las grandes empresas constructoras españolas lo sabían y empezaron su proceso de expansión internacional hace años. La burbuja se rompió. El mercado español se paró.

  facebook  twitter

La decisión estratégica de internacionalizarse y convertirse en una empresa global obedece a la necesidad de diversificar riesgos y, por tanto, estar presente en distintos mercados. En el sector de la construcción y su principal sector afín, la promoción Inmobiliaria, gran parte de los riesgos vienen derivados de la fluctuación de la financiación a nivel global y de las corrientes que sigue el dinero en sus viajes inversores. No olvidemos que la construcción es una actividad económica muy vinculada a la financiación, tanto para infraestructuras como para edificación residencial, donde tanto el promotor como el consumidor final tienen que tener acceso a la financiación necesaria.

El dinero, El Capital a nivel global, se mueve por expectativas ciertas de crecimiento de las economías, aunque muy pronto y en muchos casos, se traduce en un efecto de moda muy impulsado por los diseñadores de fondos de inversión de Wall Street, que crean fondos tan sugerentes como los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), de tal modo que llegan a hacer pensar a un pequeño inversor que, si no tiene alguna imposición en un fondo de países emergentes, no es nadie.

Esos flujos de capitales en las economías emergentes funcionan tanto para la financiación privada como para la pública: el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial y el resto de las Instituciones Financieras internacionales, que financian carreteras, hospitales, colegios, puertos, aeropuertos, planes de viviendas sociales, etc..

Las grandes empresas constructoras españolas, y de otros países, hace décadas que saben leer esas migraciones de la financiación y las persiguen a los mercados donde ésta se dirige. Pero….y las pymes de la construcción? ¿Qué les pasa a estas empresas cuando su mercado local, su único mercado, es abandonado por la financiación internacional? ¿Cómo se deslocaliza y como se internacionaliza una pyme de la construcción?

Hay varios escollos y barreras “mentales” del empresario de la construcción para decidir su internacionalización y algunas más para que planifique ese proceso de forma adecuada.

Vamos a plantear algunas incógnitas sobre algunos de ellos:

  • El suelo. La Promoción Inmobiliaria y la Construcción están ligadas al territorio y a la gestión del mismo. El conocimiento de la normativa que rige la titularidad, ordenación, uso y calificaciones del suelo, entre otras cuestiones, es gran parte de la base del negocio. Las grandes empresas destacan equipos técnicos y jurídicos que absorben el know how de ese mercado muy rápidamente y sin problemas, pero para la pyme ese proceso es más largo, complejo y costoso.
  • La Norma Técnica. Aunque cada vez está más globalizada a nivel internacional las normas técnicas de la construcción y sus diversas leyes o reglamento sobre edificación, seguridad, etc. suponen otra barrera para el pequeño y mediano empresario.
  • La conformación de la oferta exportable. El pequeño y mediano empresario de la construcción, en muchos casos, tiene la tentación de ir a otros países a ofrecer lo mismo que ofrece en España. Cuando alguien les pregunta tú que construyes?, responden, de todo, como todos los constructores. Pero eso también lo hace la competencia local. Muchas veces la clave está en conformar una oferta exportadora especializada y complementaria a la oferta local.
  • La competencia local. En todos los países del mundo hay un sector local de la construcción con tradición en muchos casos milenaria. ¿Por qué razón un gobierno o un promotor de cualquier país nos va a confiar su obra a nosotros antes que a un constructor local? ¿Por qué va a creer que nosotros vamos a comprar más baratos los materiales en ese mercado o vamos a dirigir mejor la mano de obra local, pagarles menos o hacerlos trabajar más o mejor? La gran empresa constructora compra una pequeña empresa local o “ficha” de los cuadros directivos y técnicos de las mismas. Pero, ¿Qué puede hacer una pyme para penetrar ese mercado?
  • La financiación. Como hemos dicho la construcción y muchos de sus sectores afines tienen una alta dependencia de la financiación para sus operaciones, especialmente, la promoción inmobiliaria. La pyme que se internacionaliza no tiene garantías en esos mercados y por tanto debe comenzar a utilizar garantías, avales y líneas de financiación internacional que desconoce. Además, en el caso de la Promoción inmobiliaria, a la hora de priorizar el mercado hay que tener muy en cuenta ciertos parámetros de los que hablaremos en nuestro próximo  artículo.
  • La falta de ayudas técnicas y económicas públicas. Salvo honrosas excepciones, como es el caso de Extenda, las empresas de servicios y especialmente las pymes de la construcción no son tenidas en cuenta por las administraciones públicas en el desarrollo de programas de apoyo a la internacionalización. Además existen cortapisas al acceso a la financiación, incluso institucional, mucho mayores que para cualquier sector.

Estas, entre muchas otras, son las barreras que encuentran las constructoras pequeñas y medianas en su salida al exterior y con ellas el sector de la promoción Inmobiliaria y otros sectores afines, como la explotación de maquinarias especificas, materiales, instalaciones eléctricas, de aguas y saneamientos, ingenierías, geotécnicos, estructuralistas, etc.

Las respuestas a estas incógnitas planteadas serán expuestas en este blog con un segundo post.